Rayma Gos Rater Galgo
Rayma Gos Rater Galgo 

El Gos Rater Valencià, Fusterier o Perro Ratonero Valenciano, un poco de historia (fuente CERVA, Blog del Rater y otras)

          El Gos Rater Valencià, tambien conocido como ratonero valenciano, rateret o fusterier, es una raza canina desarrollada en la Comunidad Valenciana (España), con características seleccionadas por los hombres del campo (artífices de su conservación), que la han convertido en un perro polivalente, con el único límite de su tamaño, y con un carácter especial, atributos que le garantizan un puesto destacado al lado de cualquier aficionado.

 .

CARACTERÍSTICAS GENERALES

 

            La talla ideal ronda los 36 cm. (dos arriba o dos abajo), uno menos en las hembras,  pelo corto y tricolores (negro y fuego con manchas blancas) o negro y fuego, aunque, de momento, también se admiten otras capas. Tienen la dentadura completa  con cierre en tijera. Llevan la orejas erguidas, siempre en atención, son guardianes y "avisadores" por excelencia, además de estar siempre pendientes de todo a su alrededor, atentos para cuando aparezca algún intruso o alimaña.

            Son cazadores, pese a su tamaño, valientes y atrevidos.

           Además son perros "de dueño", extremadamente fieles, afectivos y protectores con él. Participan de todo y son capaces de hacerse entender por sus propietarios.

 

 

 

HISTORIA

           

          Las referencias orales más antiguas nos remontan a finales del siglo XIX y primer cuarto de siglo XX,  donde el ratonero ya era conocido en la zona, por lo que su antigüedad sería bastante mayor. Su mayor difusión coincide, en el tiempo y en el espacio geográfico, con el auge del cultivo del naranjo (posguerra española). El ratonero (“rateret”,  “fusterieret” o  “fusterrier”) era muy apreciado por sus propietarios y pese a ser popular, su control era muy estricto, teniendo a gala los criadores el poseer ratoneros que no se hubieran cruzado con Pinscher o Chihuahua, cuando estas razas fueron mas populares, hablando siempre de pureza y descartando ejemplares que no respondieran al tipo. Concentrándose la cría en algunas personas o familias se producía, o produce, una inevitable endogamia, debido al  miedo de introducir sangre impura en sus grupos de cría. Esto condujo a una fijación de carácteres que otras razas más consolidadas o con control de genealogía de muchos años envidiarían.

            El ratonero viajaba en el capazo de la bicicleta de los “collidors” (cogedores de naranja), o en la caja del carro del labrador, el respeto de sus amos se demostraba no llevándolos atados y caminando, sino cómodamente instalados a su lado. Una vez el trabajador del campo llegaba al huerto, el ratonero quedaba atado a la sombra de la higuera junto con la bicicleta y el capazo, donde estaba el agua y la comida del labrador o atado al carro, sobre una manta, mientras su amo labraba con el caballo. Mientras el “fusterieret” estuviera junto a las pertenencias no habría mortal que lograra acercarse a ellas, ni siquiera a distancia. Avisaría de cualquier emergencia, haciendo frente a cualquier intruso sin importarle su tamaño.

En la zona de Valencia se concentraba en los pueblos de alrededor de la Albufera. El rater acompañaba al dueño a los campos de arroz donde eran verdaderos especialistas en la caza de ratas en el agua, ya que en tiempos de posguerra para la gente más humilde dichas ratas eran parte de su dieta alimenticia. En las zonas de huerta eran compañeros, guardianes y cazadores indispensables. Una vez finalizada la jornada laboral en las huertas o en l’Albufera, su misión era la de mantener libre de roedores la casa de sus amos, la cuadra y los graneros donde se almacenaban las cosechas.

 ¿Cómo no iba a ser apreciado por la gente del campo si tuvieron en él a un insobornable socio, amigo y compañero?  . 

 

Origen

            

          Es difícil determinar con exactitud el origen y nos parece excesivo remontarse a la prehistoria cuando , hasta finales del siglo XIX las razas no estaban definidas con exactitud.

         Tenemos claro alguno punto como que los primeros ejemplares serian producto del cruce con algún perro similar a los antiguos terriers, de origen ingles, y entre ellos parece como mas probable la aportación del toy terrier ingles o  de sus antecesores (Old, Manchester, Black and Tan, White terrier, etc.), suponemos que mezclados con algún otro tipo de perrito de la zona y continuado por una cría muy endogamica. La denominación de “fusterrieret” (clara derivacion de "fox terrier") que se les da en la zona de la Plana Baixa de Castellón y en otras, donde se crían desde siempre, corroboraría esta afirmación sobre el origen británico.

         El comercio de los puertos valencianos con Inglaterra, especialmente con la naranja, propiciarían la llegada de estos ratoneros que desempeñaban su función también en los barcos. Si analizamos todos los países donde los ingleses han llegado, sobre todo, en aquellos tiempos, por barco, para establecer relaciones comerciales, encontraremos perros similares al ratonero valenciano. En España los ejemplos son el ratonero mallorquín o el bodeguero andaluz, pero encontramos semejanzas con el terrier japonés, el terrier brasileño, chileno, el Rat Terrier o el Toy terrier americano, entre otros. Todas estas razas admiten su descendencia de terriers ingleses.

 

 

OFICIALIZACIÓN DE LA RAZA

 

            A mediados de los 90, la veterinaria valenciana, M. José Cárcel, inicia el primer estudio formal de la raza. En base a un estudio científico sobre un censo de 150 ejemplares, elaboró el primer pre-estándar racial del ratonero.  A partir de este momento ya existe un grupo de aficionados que comienzan a organizarse alrededor del rater, también en algunos concursos o exposiciones comienzan a verse como exhibición algunos ejemplares. Por supuesto como en todos los inicios reina un poco de confusión entre propietarios y aficionados.

           Al paso del tiempo, como siempre, sobrevivirán los que mejor trabajen y  más acertados estén en sus teorías. 

            En Abril del año 2003, tras la comparecencia de M. José Cárcel en la R.S.C.F.R.C.E., y la exposición de su tesis alrededor del rater, se haría la presentación oficial del ratonero valenciano en el marco de la Exposición Internacional de Primavera de Madrid, reuniendo a 18 ejemplares de diferentes procedencias y gran homogeneidad, , causando una excelente impresión. Eran, mayoritariamente con origen de Batiste Soriano de Vila-real.

            Mientras los trámites para la oficialización de la raza seguían su curso, se celebraba en el mes de Noviembre en la Exposición Internacional Murcia, una nueva exhibición-concurso de ratoneros, reuniéndose un número similar de ejemplares al de Madrid. Lo mismo ocurriría en la exposición de Valencia, donde el número de participantes fue mayor, como era de suponer. Al tiempo que todo esto ocurría se creaba la Asociación Nacional del Gos Rater Valencià, que con las lógicas dificultades de todo tipo, iniciaba su andadura en el año 2003.

            El  30 de Marzo de 2004 se publicaba en el B.O.E. el estándar oficial de la raza y por lo tanto se la reconocía como una más de las razas españolas, iniciándose también los procedimientos para poder otorgar reconocimientos iniciales de raza y elaborar el libro genealógico.

            El primer registro inicial de la raza se realiza en la Exposición de Razas Españolas en Jerez, en el mes de Noviembre del 2004, siendo la encargada de realizarlo Gemma Ramos.

            El segundo reconocimiento oficial seria en Valencia en Diciembre del 2004.

            Los esfuerzos se centran en este momento en difundir y fomentar la raza y su utilidad a todos los niveles, para que los criadores tradicionales y aficionados en general, poco amantes de exposiciones y oficialidades, se vayan incorporando a la cinofilia oficial y afloren los excelentes ejemplares que poseen y que, sin duda, van a constituir una base genética extraordinaria y amplia que pueda asegurar el futuro de nuestra raza. Y por otro lado, para que sea conocida por los aficionados al perro en general.

 

 

 

LA CONTINUACIÓN

 

            Con la oficialización de la raza, algunos aficionados han comenzado a presentar sus ejemplares en exposiciones con éxito, mientras se van consolidando nuevos criadores. Ello supone que se da a conocer a otros futuros aficionados. Esta promoción va dando sus frutos. Una vez se entra en contacto con un rater, es difícil que no te guste.

            Todavía nos queda mucho camino  por andar : estabilización del patrón racial, formación de jueces especialistas, consolidación de líneas de cría, afloramiento de más criadores tradicionales con nuevos ejemplares, consecución de más aficionados y criadores y , el más importante, que el gran publico conozca las bondades de nuestra raza.

            Guardián, cazador, compañero de niños y mayores, fiel, fuerte y excelente amigo, ese es nuestro gos rater y eso queremos que sepa todo el mundo.

            A sus cualidades sicológicas se unen un tamaño apropiado para casi todo, una salud de hierro y pocos o ningún cuidado especial.

 

          La creación del CERVA, Club Español del Ratonero Valenciano - Gos Rater Valencià, en el año 2012, ha supuesto la unión de un grupo comprometido de aficionados y criadores que se preocupan  por la raza. Desde su fundación el CERVA trabaja para consolidar la raza y darla a conocer con innumerables actividades y proyectos, obteniendo espectaculares resultados en muy poco tiempo.

Labrador con su fusterier vigilando el carro
Rayma es miembro del CERVA
Facebook Rayma CR
Blog del Rater